Ergonomics Chile

Cómo evitar el sedentarismo en modalidad home office

Cómo evitar el sedentarismo en modalidad home office

El sedentarismo es un gran problema a nivel mundial y, debido a la pandemia, este problema ha crecido. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la causa del 6% de los fallecimientos del planeta: 3,2 millones de personas mueren cada año por adoptar un nivel insuficiente de actividad física.

¿Qué efectos causó la pandemia con el sedentarismo? Para seguir aportando datos a la conversación sobre este estilo de vida que causa grandes problemas de salud, la app chilena Muvu realizó un análisis estadístico del movimiento de las personas que usan esta plataforma móvil y concluyó que el sedentarismo ya estaba establecido en nuestro país en la modalidad del home office.

Su análisis destacó que las personas que estaban en esta modalidad redujeron cerca de un 60% la movilidad, bajando su cantidad de pasos diarios de 7500 en el 2019 a 3100 en el 2020, en los periodos de mayo a agosto. Esto influido por el toque de queda y las privaciones de desplazamiento debido al coronavirus.

Por último, otro dato importante es que el porcentaje de las personas que ya eran sedentarias (que caminan menos de 5000 pasos diarios) subió de un 62% a un 93% durante la pandemia. Estos datos demuestran un gran problema país que también afecta a todo el mundo.

Ahora depende de cada persona, y también de una política empresarial, cambiar estas estadísticas ya que el sedentarismo empeora la salud y provoca millones de muertes.

¿Cómo evitar el sedentarismo en modalidad home office?

Lo primero que debemos saber es que el movimiento es vida por lo que todas las acciones que generen movilidad, en el día a día, ayudan a evitar el sedentarismo.

A continuación, te mencionaremos 4 acciones claves que cambiarán este estilo de vida.

1. Hacer ejercicios: Esto es esencial. Puedes elegir el horario que más te acomode, pero debes hacer ejercicios. Realiza una rutina que se acomode a tus necesidades o simplemente sal a dar una vuelta cerca de tu casa o departamento. Como lo dijimos más arriba, el movimiento es vida y los ejercicios, la elongación y los estiramientos aportan movimiento a tu musculatura.

2. Pausas activas: Es esencial levantarse de la silla y moverse. Puedes realizar pausas activas entre 5 a 10 minutos por cada tres hora, además de descansar entre 10 a 15 minutos por cada hora de trabajo full, así lo recomienda la Mutual de Seguridad. Puedes estirar tu cuerpo, caminar por tu casa o, si vives en departamento, puedes subir o bajar algunos pisos por las escaleras.

3. Contar con un espacio acorde: Es ideal trabajar en un espacio que tenga las condiciones necesarias para que puedas sentirte cómodo y que no afecte tu productividad ni menos tu salud. Si estás trabajando en un espacio reducido, es necesario que puedas contar con los puntos 1 y 2 mencionados anteriormente de forma frecuente. Trabajar en espacios reducidos no significa trabajar incómodo. Recuerda, el movimiento es salud, así que preocúpate por estar en un entorno laboral saludable.

4. Mobiliario ergonómico: Por último, y no por eso menos importante (de hecho, es muy relevante), debes contar con un mobiliario acorde a tu trabajo, a tus necesidades, y que te entreguen movilidad. En la actualidad existen escritorios con altura ajustable, convertidores de escritorio con altura ajustable, brazos para monitor donde podrás girar, rotar, subir y bajar tus pantallas, sillas ergonómicas y otros accesorios. Es importante que tengas un entorno laboral saludable, por lo que contar con un mobiliario ergonómico que beneficie al movimiento diario es un beneficio para evitar el sedentarismo.

En resumen, lo importante de cada uno estos consejos es que todos aportan a la frase “el movimiento es salud”. Es importante que puedas moverte para evitar un estilo de vida sedentario que afecte a tu salud y a tu productividad.