Ergonomics Chile

Posturas correctas para trabajar en tu espacio laboral

Posturas correctas para trabajar en tu espacio laboral

Una de las principales preocupaciones que deben tener los colaboradores y las empresas, es cómo mejorar las posturas corporales, ya que muchas enfermedades y/o lesiones provienen de una mala posición al trabajar.

Las lesiones más comunes afectan a la espalda, el cuello, los hombros y las extremidades. Por esto, si vas a trabajar sentado o de pie, siempre debes estar pendiente que tu postura corporal sea la correcta.

¿Cuál es una posición ideal?

La Mutual de Seguridad realizó un documento donde indica cuáles son las posturas de trabajo que se deben tener en consideración para una labor confortable en la oficina o el teletrabajo.

A continuación, te mostramos estas recomendaciones sobre las posturas correctas para trabajar en tu espacio laboral tanto de pie como sentado.

I) Si vas a trabajar sentado:

Postura de cuello.
Debes controlar la distancia de la pantalla o monitor a la que estas operando. Tu cuello debe estar recto y relajado. La pantalla debe ser ubicada al frente y se debe alinear los ojos con el borde superior de esta. Otro consejo importante es que la distancia ojos-pantalla deber ser de unos 50 a 60 cm y se debe inclinar la pantalla hacia atrás hasta 20 grados.

Postura de hombros
Es primordial mantener los hombros relajados. Se debe flexionar y bajar los hombros hasta 20 grados.

Postura de espalda
Una postura correcta evitará el agotamiento, por lo que debes mantener la espalda siempre apoyada en el respaldo. Acomódate en el respaldo con una inclinación entre 90 a 110 grados respecto al asiento, es decir de forma recta formando una L entre tu espalda y tus piernas. 

Posición de cadera, rodillas y pies
Mantén el ángulo de la cadera entre 90 a 110 grados, al igual que la espalda, es decir formar una L al revés entre tu cadera y las piernas. 

El ángulo de los pies debe ser de 90 a 100 grados por lo que deberás ajustar el asiento en altura y profundidad. Los pies deben tocar el suelo, de lo contrario, debes usar un reposa pies. Regula la profundidad del asiento usando una holgura de 2 a 3 cm entre el borde del asiento y tus piernas, de esa manera evitarás el hormigueo o adormecimiento de esta zona.

Posición de brazos y antebrazos
Al escribir en el teclado debes mantener los brazos al costado del tronco y separados. Es esencial que un tercio de los antebrazos estén apoyados en el escritorio. Además, debes mantener alineados los brazos, antebrazos y muñecas y tener en consideración que los codos queden flexionados en ángulo de 90 a 110 grados, formando una L con tus brazos. 

Posición de muñeca
Para evitar lesiones crónicas por malas posturas de muñeca es esencial que tengas una posición neutra y alineada al teclado. Lo ideal es usar un teclado sin inclinación. 

Estos consejos son muy importantes ya que, tal como lo indica la Mutual de Seguridad: “cuando mantenemos el tronco recto y la columna lumbar apoyada, se disminuye la presión sobre los discos intervertebrales. Mantener los pies apoyados sobre el suelo, con un espacio entre el borde y las piernas evita la sensación de hormigueo y pies hinchados. Por último, es ideal que el apoyabrazos se pueda regular ya que esto permitiría el acercamiento del cuerpo al borde del escritorio”.

Puedes revisar todos estos consejos en el siguiente video



II) Si vas a trabajar de pie:

Posición cuello:

Si no vas a usar un brazo para monitor o un soporte que te entregue movilidad, te aconsejamos que tu vista debe quedar inclinada en unos 15 grados de manera descendente.

Posición de piernas, rodillas y pies:

Para trabajar de pie, debes tomar en consideración la profundidad horizontal mínima para los pies, la que debe ser de 13 cm como mínimo. Además, las rodillas también deben tener un espacio libre de 10 cm.

Es importante que uses un calzado cómodo o que tengas un reposapiés o un Mat anti fatiga para evitar el agotamiento al estar en esta posición. Otro consejo que debes pensar es que no debes apoyarte con los pies, cambia el pie de apoyo cada cierto tiempo para que pueda fluir la sangre de mejor manera.

Posición espalda y cadera:
Si vas a trabajar de pie mantén la espalda recta conservando al curvatura natural de la columna y preocúpate que la altura de la superficie de trabajo se alinee con tu cadera. Además, es relevante que la altura de los objetos de trabajo no supere la mitad de tu tronco. Lo mismo con la posición de tus manos.

Puedes revisar estos consejos en el siguiente video



Estos consejos te ayudarán a evitar lesiones o enfermedades en un futuro cercano. Es primordial que las recomendaciones antes mencionadas estén acompañadas de un mobiliario ergonómico que te entregue movilidad y contribuya a realizar estas posturas correctas para trabajar en tu espacio laboral.

Comparte: