Ergonomics Chile

¿Cómo armar un espacio de trabajo perfecto en tu hogar?

¿Cómo armar un espacio de trabajo perfecto en tu hogar?

Cada vez son más las personas que, tras la pandemia, comenzaron a trabajar en modalidad home office y que, en la actualidad, seguirán con esta forma. Y es que muchas empresas vieron la oportunidad de modernizar su trabajo y darles la opción a sus colaboradores de seguir con el teletrabajo, de manera semipresencial o directamente en este formato.

La duda es si ¿están todas las profesiones o trabajos adecuados para este nuevo estilo telemático? Según un estudio de la Universidad Técnica de Darmstadt, publicado por el portal DW.com, hay opiniones divididas. Los profesionales que vivan en un departamento más pequeño y que tengan que cuidar a sus hijos pueden sufrir de mayor estrés. Lo mismo pasa si es que no existe una habitación exclusiva de trabajo. El estudio mostró que un tercio de los colaboradores dijeron que eran menos productivos trabajando en casa que en la oficina. En base a eso, el director del departamento de economía inmobiliaria y gestión de la construcción de la Universidad Técnica de Darmstadt indicó al sitio DW.com que "el modo de vida de las personas dice mucho sobre si pueden trabajar con éxito desde casa".

Si tienes la opción y quieres trabajar en modalidad home office y aún no tienes un espacio de trabajo ideal, queremos ayudarte con algunos consejos de cómo armar un espacio de trabajo perfecto en tu hogar.

1. Ver el espacio que tiene tu hogar


No hay dos hogares iguales, sin embargo TODOS tienen la opción de amar un espacio de trabajo ideal en su hogar. Lo primero es revisar dónde puedes crear este lugar. Si no tienes una pieza adicional que puedas dedicar solo para trabajo, revisa los espacios comunes y decide si es que puedes reubicar ciertos muebles y liberar el espacio suficiente para trabajar. No necesariamente debes disponer un espacio amplio, mientras te sientas bien y tengas todas las comodidades para ser productivo o productiva, ya es un buen inicio.

2. Anotar los recursos que tienes disponible

En primera instancia, realiza un listado de imprescindibles. ¿Tienes un escritorio cómodo? ¿Tienes una silla adecuada? ¿La luz es la correcta? ¿Tienes algún carro organizador? ¿Necesitas monitores o un notebook para trabajar? Son varias las preguntas que te puedes hacer. Considera tu profesión, también tus necesidades diarias y tu realidad en el hogar. Tu estación de trabajo debe ser un espacio cómodo, que esté pensado en evitar lesiones por malas posturas y que te ayude a ser productivo.

3. Hacer una lista de los recursos que necesitarás

Ya con la lista creada te darás cuenta que hay ciertos recursos faltantes o que tendrás que adecuar. Al principio de la pandemia no había problema en trabajar en la cocina, en el living, en el dormitorio o en el comedor, pero si la modalidad home office ya es una realidad en tu vida laboral, entonces te debes preocupar por tu salud y productividad.

En la actualidad existen escritorios y sillas que se acomodan a tus necesidades y a tus características. Existe mobiliario compacto, mediano y grande, dependiendo de cómo es tu hogar. También hay brazos y soportes de monitor que pueden ser muy útiles para controlar postura y visión y acomodarlos a tu día a día.

Como último consejo, un espacio de trabajo ideal tiene que ser creado pensando en tus cualidades, en tus necesidades y, sobre todo, en mejorar tu productividad. La comodidad y postura correcta son importantes para evitar problemas de salud como dolores lumbares, cervicales, en las articulaciones, etc. Si tienes la opción de crear un entorno laboral saludable ergonómico, el momento de realizarlo es ahora.