Inicio / Noticias / ¿Cómo afecta el teletrabajo en las personas?
¿Cómo afecta el teletrabajo en las personas?

¿Cómo afecta el teletrabajo en las personas?

Según un estudio, publicado por Fellowes, existen diversas dolencias que sufren los trabajadores en modalidad de teletrabajo, las principales son: cansancio visual (53%), estrés y ansiedad (52%) dolor de cabeza (49%), dolor de espalda (48%) y soledad y aislamiento (37%).

Por otro lado, una encuesta realizada en Estados Unidos, específicamente en el Estado de Georgia, indicó que después de 6 meses de teletrabajo en 13 empresas, se aumentó la productividad (20%), la moral (entre 80 a 90%) y el ahorro de costos. Además, el tiempo extra que se ahorró (107,3 minutos por día) fue destinado a trabajar y/o a pasar tiempo con la familia.

En definitiva, ¿cómo afecta el teletrabajo en las personas? Esta respuesta va a depender tanto de la política empresarial que se tenga en pro del teletrabajo y de cómo las personas pueden organizar sus tiempos y actividades en beneficio de ellos.

Para que podamos analizar con mayor detalle los efectos positivos y negativos, acá te dejamos cinco efectos del teletrabajo en las personas.

Efectos positivos y negativos del teletrabajo

Las personas que tienen teletrabajo suelen trabajar más, pero a la vez tienen mayor autonomía.

Se ha demostrado que las personas que entraron a la modalidad home office aumentaron la cantidad de horas de trabajo, pero esto también va de la mano con la unión de las actividades hogareñas y laborales.

Un efecto positivo para los colaboradores es la autonomía que conlleva esta modalidad, lo que ha generado una mejor calidad de vida, un mayor compromiso y un incremento en la satisfacción laboral. ¿Dónde está el pero? Para que las personas se sientan cómodas trabajando y que el aumento de horas de trabajo, en comparación con la autonomía, no sea un problema negativo, las empresas deben generar una planificación para cumplir con los horarios, flexibilizar estos y entregarle la confianza al colaborador para que se empodere de su cargo.

La flexibilidad laboral tiene efectos positivos en los colaboradores.

Existen personas que rinden mejor en la mañana y otras que rinden mejor en la tarde. El teletrabajo te da la posibilidad de flexibilizar tu horario y empezar a ser productivo al horario que te acomode, aunque esto pueda aumentar tus horas de trabajo. Es por esto que, para que este ítem sea un factor positivo, se debe acompañar de políticas de reforzamiento en las planificaciones y en la autonomía de los cargos.

El balance de familia-trabajo es positivo para las personas que están en modalidad teletrabajo.

 Para que este punto sea positivo, el colaborador debe llegar a un acuerdo con la familia y con el empleador para que ambas partes estén al tanto de las responsabilidades y las actividades que se realizarán. En primera instancia, es positivo porque el tiempo que se reduce en viajes hacia la oficina se puede destinar a la familia o al trabajo, lo que generará más tiempo para poder tener un equilibrio entre las dos aristas.

El teletrabajo es una de las formas de inserción laboral ya que potencia la igualdad.

En primer lugar, el teletrabajo aporta en reducir las limitaciones de las personas con capacidades reducidas en el trabajo ya que se elimina la movilidad y la distancia a la oficina. Además, les da mayor posibilidad laboral a otras poblaciones como mujeres o adultos jóvenes. Pero esta inserción laboral debe ir acompañada por una estrategia empresarial para que puedan tener todas las herramientas, ya que si esto no sucede puede llegar a ser más una problemática que una característica positiva.

Si no se acompaña con una política empresarial, puede ocasionar mayor estrés, aislamiento y fatiga laboral.


La modalidad de teletrabajo debe ser realizada con una ideología que una a todos los entes: los líderes, los colaboradores, la empresa en sí, las familias, etc.  Es importante contar con una planificación de las actividades laborales a realizar en el hogar y también de las actividades hogareñas. La empresa tiene que flexibilizar los horarios de trabajo y entender que se debe pensar más en las acciones concretadas que en cuánto tiempo está la persona sentada trabajando. Por otro lado, se debe de acompañar proporcionando todas las herramientas necesarias para que el colaborador esté cómodo y pueda ser más productivo, como por ejemplo políticas ergonómicas. Y, por último, el colaborador debe hablar con su familia y llegar a acuerdos donde existan horarios para trabajar y otros para compatibilizar los tiempos familiares.

En definitiva, estar con teletrabajo puede tener efectos positivos como negativos en los colaboradores, esto va a depender tanto de la organización como de las personas. Para que puedan ser positivos los efectos se debe tener una buen grado de autonomía, se debe contar con herramientas ergonómicas para trabajar y evitar lesiones por malas posturas y se debe tener una planificación concreta para que el trabajo sea productivo. Además, que las empresas tengan una mayor flexibilidad y entendimiento en que más horas sentado en el trabajo no es igual a más productividad.

0 comentarios

Dejar un comentario: