Ergonomics Chile

Enfermedades y problemas de salud relacionados al trabajo

Enfermedades y problemas de salud relacionados al trabajo

Existen diversas enfermedades y problemas de salud relacionados al trabajo que se deben tener en cuenta al momento de crear un espacio de trabajo, tanto en modalidad home office como en la oficina.

Tal como lo informa la Superintendencia de Seguridad Social, “la ley N° 16744 establece que una enfermedad laboral o profesional es la causada de manera directa por el ejercicio del trabajo que realiza una persona y que le produce incapacidad o muerte”.

Es esencial preocuparse por la salud personal al trabajar, sobre todo si estás en modalidad teletrabajo. Corregir las posturas, moverte y cambiar de posición al trabajar. Realizar pausas activas o ir complementando tus quehaceres diarios con el trabajo son algunos de los consejos que dan los especialistas para evitar problemas de salud.

¿Te gustaría saber mejor qué problemas de salud aquejan a los colaboradores? Bueno, aquí te dejamos una lista de estos.

¿Qué problemas de salud existen?

Podemos ver que existen dos problemas visibles al momento de hablar sobre salud y trabajo. Los efectos negativos ocasionados por una mala postura y/o un exceso en la carga laboral se pueden ver reflejados en problemas físicos y mentales.

1. Problemas físicos

Fatiga visual: Este problema es ocasionado por un excesivo esfuerzo muscular del ojo y tiene como consecuencia ardor, enrojecimiento, quemazón y mayor sensibilidad del globo ocular. Además, puedes sentir una dificultad en enfocar o una visión borrosa.

Fatiga corporal: Existe una gran variedad de enfermedades y problemas de salud que respectan a la zona musculo esquelética. Algunos de los principales dolores son los de espalda, síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, tenosinovitis, trastorno de trauma acumulativo, cuello tenso, etc.

 2. Problemas mentales

Aquí convergen diversos factores psicosociales negativos que causan patologías de salud mental. Tal como lo indica la Superintendencia de Seguridad Social, “se calificará como enfermedad profesional, la patología de salud mental producida directamente por los factores de riesgo psicosocial presentes en el ambiente de trabajo”.

Algunas de las patologías más comunes son:

Estrés: Esta enfermedad es la más común dentro del sistema laboral y ocurre cuando el trabajador no se siente cómodo o siente que no recibe el apoyo suficiente para la realización de sus actividades. Esto causa una reacción negativa ante las exigencias (o sobre exigencias) y sobre las presiones laborales. El estrés tiene consecuencias negativas en el colaborador ya que produce decaimiento, problemas físicos, falta de motivación, falta de productividad y falta de seguridad laboral.

Burnout: El síndrome de agotamiento o más conocido como burn out es otro de los problemas de salud más comunes en el trabajo. Este es el detonante de las enfermedades de salud. Una de las principales características es que el colaborador se siente agotado, sin ganas de trabajar, no está satisfecho con su trabajo y viene acompañado de problemas físicos como dificultad al dormir, dolor de cabeza, náuseas, etc.

Trastorno de ansiedad y depresión: Otro gran problema es el trastorno de ansiedad y depresión ocasionado por el trabajo. Los colaboradores se enfrentan a crisis de ansiedad, pánico, preocupación o temores laborales. Cada una de estas sensaciones afectan negativamente en las actividades diarias de las personas.

Trastorno de adaptación: Este trastorno va de la mano con el estrés lo que hace que no te puedas afianzar en tu lugar de trabajo. Algunas de las reacciones son emocionales y conductuales de manera negativa lo que ocasiona sentimientos de ansiedad, decaimiento emocional o sentirse deprimido.

Estas son solo algunas de las enfermedades y problemas de salud relacionados al trabajo que más afectan a los colaboradores. Es esencial contar con un espacio de trabajo que cumpla con todas las necesidades, además de poseer un ambiente laboral adecuado, tanto en la carga laboral como en el trato entre los pares y jefaturas.

El contar con infraestructura adecuada ayuda a los colaboradores a sentirse con confianza y mejorar la productividad. La comodidad y felicidad al trabajar es esencial para rendir y destacar laboralmente.